¡Poeta Rafael Alberti, 2 va a ser rehabilitado! 

Hoy estamos más cerca de volver a nuestros hogares. Desde el Instituto Técnico de Materiales y Construcciones (Intemac) han realizado un informe pericial que da el visto bueno para que podamos empezar las labores de rehabilitación y volver a nuestras casas.

La rehabilitación del edificio era nuestro principal deseo desde que sucedió esta tragedia. A día de hoy, la mayoría de los propietarios de las viviendas de Poeta Rafael Alberti, 2 tienen encima una situación muy complicada: pagar un alquiler y una hipoteca al mismo tiempo. Una hipoteca de un piso donde, por el momento, es imposible acceder a él. Continuar en esta situación es insostenible a largo plazo. 

Casi 4 meses después del incendio, el informe pericial destaca que no hay daños en la estructura que impidan rehabilitar las viviendas. Por encima de la 2ª planta, el fuego ha afectado de forma general a todas las plantas de viviendas del edificio. Esta afectación, sin embargo, ha sido muy limitada desde un punto de vista estructural. Esto se debe a que el incendio debió desarrollarse con una ventilación muy significativa haciendo que, aunque se alcanzaran temperaturas muy elevadas rápidamente, la duración del fuego fue relativamente reducida. Además, la existencia de falsos techos y aplacados de cartón-yeso en torno a los soportes ha retrasado la exposición al fuego de muchos elementos. 

En cuanto a la estructura vertical (pilares) no presenta daños estructurales debidos al fuego, más allá de algunos pilares de forma muy superficial. Ni siquiera en estos pilares la mínima merma de capacidad que eventualmente pudiera haberse producido tendría trascendencia desde un punto de vista de estructura, por lo que únicamente será necesario llevar a cabo una limpieza superficial de los mismos por motivos cosméticos (si así se considera necesario). 

En los forjados tampoco existen de manera generalizada daños. No obstante, existen diferentes zonas, fundamentalmente correspondientes a los ábacos (son las zonas de hormigón armado alrededor de los pilares) en las que se han producido desprendimientos del hormigón, con distintos niveles de afectación, exigiendo el saneado de las zonas dañadas y su reparación. 

Y, por último, respecto a los nervios y las vigas, los daños son puntuales y generalmente superficiales de manera que no exigen reparaciones generalizadas. Únicamente en algunas vigas (sobre todo de las plantas superiores) sería recomendable una reparación superficial, al igual que en ciertos nervios (elementos de hormigón del forjado reticular) que sí será necesaria su reconstrucción. 

A partir de ahora, debemos afrontar las labores de rehabilitación de nuestros pisos y estudiar la situación de cada uno con las aseguradoras para saber cuál será el siguiente paso. Nos queda mucho trabajo por delante.

Related Posts

Leave a Reply